Palacio de Bornos augura una cosecha de excelente calidad en sus viñedos de Rueda

Ya está finalizando la vendimia, de las variedades verdejo, sauvignon blanc, viura y tempranillo, en una cosecha que se ha adelantado ligeramente respecto a años anteriores.

Ya está finalizando la vendimia, de las variedades verdejo, sauvignon blanc, viura y tempranillo, en una cosecha que se ha adelantado ligeramente respecto a años anteriores.

Rueda, 16 de septiembre. Palacio de Bornos pronostica una añada de muy buena calidad, con una producción en línea a la de años anteriores.

La bodega castellanoleonesa, inmersa en la recta ‘final’ de la vendimia de sus 310 hectáreas de viñedo, repartidas entre las localidades de Rueda, La Seca y Pollos, se muestra satisfecha con estas previsiones, teniendo en cuenta la climatología adversa. “A pesar de las altas temperaturas y la falta de lluvias, la vendimia solo se ha adelantado tres días. Lo que parecía un adelanto de entre 10 y 15 días, se estabilizó en las últimas fases de desarrollo de la planta”, explica Ana Martín, responsable de Viticultura de Palacio de Bornos.

No obstante, reconoce que las olas de calor extremo padecidas durante los meses de verano “provocaron desajustes en el ciclo”. “Otros años de menos sequía, durante el mes de junio, la planta demandaba agua de forma leve. Este año, sin embargo, la necesitaba urgentemente”, detalla. Prueba de ello es que “las hojas basales comenzaban a secarse en fechas muy tempranas”, un claro indicador de la “sed de la planta”.

Afortunadamente, esta coyuntura tampoco va a afectar a la producción final. “La vid es un cultivo que necesita poca cantidad de agua, tan sólo aportes puntuales, de modo que el verdejo se ha comportado extraordinariamente. Sin embargo, las plantaciones de secano sí han sufrido mucho y sus producciones se han reducido considerablemente”, indica Martín.

“Por nuestra parte, hemos evitado que la producción se redujera aplicando riegos cortos, pero frecuentes; cambios en el manejo de la vegetación, pocos despuntes, cero deshojados y una correcta labor en el suelo”, subraya.

La vendimia se inició el pasado 29 agosto, una de las más tempranas de nuestra historia, con la variedad Sauvignon Blanc, continuando luego con Verdejo, Viura y Tempranillo. Variedades que darán lugar a nuestra amplia gama de vinos: jóvenes monovarietales, fermentados en barrica, con crianza sobre lías, semidulces, espumosos y frizzantes.

Con el objetivo de conseguir la máxima calidad, “comenzamos con muestreos de campo y la revisión del estado sanitario del viñedo. Seguidamente, comprobamos los datos obtenidos de las muestras: grado alcohólico, PH, acidez… después, según estos resultados y el tipo de elaboración que queramos llevar a cabo, elegimos las parcelas para la vendimia”. “Y para evitar las oxidaciones en los mostos derivadas de las altas temperaturas, optamos por una vendimia nocturna”, apunta Ana Martín.

Palacio de Bornos piensa sostenible

Una de las características de Palacio de Bornos es el compromiso de la Bodega con la sostenibilidad y el medio ambiente, no sólo durante la vendimia, sino a lo largo de todo el proceso de elaboración de sus vinos.

De este modo, la Bodega cuenta con un innovador sistema sostenible de gestión de residuos, Phytobac, instalado hace más de 5 años de la mano de la empresa Bayer. Un procedimiento que permite la degradación de los efluentes fitosanitarios, evitando que lleguen al suelo o a las aguas subterráneas. “Phytobac es una superficie que actúa como un lecho biológico, compuesto por tierra de la propia finca y paja, donde los efluentes se descomponen de forma natural por la acción microbiológica en el suelo. Después, el sustrato resultante se incorpora de nuevo al terreno de la finca”, explica la responsable de Viticultura.

Asimismo, Palacio de Bornos fue el año pasado la primera bodega española en conseguir la certificación Ecomethod, otorgada a raíz de la implantación de un método de abonado eficiente y ecológico en todos sus viñedos. Esta acción, que sustituye los fertilizantes tradicionales por nutrientes introducidos a través de las hojas de la vid, ha conseguido reducir un 85,50% las emisiones de CO2 en toda su explotación.

En definitiva, una apuesta por la viticultura sostenible en la que Palacio de Bornos lleva inmersa desde hace más de 20 años. 

Comparte:
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on linkedin
LinkedIn

Noticias Relacionadas